SALSA SALSITA

sábado, 3 de diciembre de 2011

DANNY RIVERA-RENACE EN NAVIDAD (2011)

“Danny Rivera es una búsqueda persistente y es recurrentes encuentros. Danny es un continuo crecimiento interno. No es sólo una voz de su pueblo, es su pueblo mismo.”
Lic. José Enrique Ayoroa Santaliz
Bajo la luz del amanecer del 27 de febrero de 1945 en la Parada 23 de Santurce, Puerto Rico, entonó su primer canto de vida el insigne cantor, poeta y pacifista, Danny Rivera. Hijo de una humilde cuna, criado en la calle Bolívar, cerca de la laguna del Fanguito, bajo la protección de su madre Sabina Méndez y de su padre, pintor de brocha gorda, don Ismael Rivera. Desde pequeño mostró un talento innato para la música y, luego de superar barreras sociales de su tiempo, comenzó a participar en programas para aficionados y a tener contacto con el mundo profesional que lo cautiva. Para finales de la agitada década de los setenta, cuando era apenas un joven de veinti tantos años y sin perder la conciencia familiar, nacional y espiritual que lo formó, se fue a correr el mundo y comenzó a traer a Puerto Rico las composiciones de creadores desconocidos hasta aquel momento, tales como: Alberto Cortez, Joan Manuel Serrat, Facundo Cabral y Sandro, entre otros. Grabó en el extranjero, sobre todo en los Estados Unidos, canciones como: Soy como quiero ser, Amada amante, La Distancia y Tantos deseos de ella. No faltó quien lo acusara de extranjerismo. Danny apenas comenzaba su proceso de aprendizaje y búsqueda de su ser interior y fue precisamente la distancia la que le dio una perspectiva nacional mucho más completa. Antes de que Alberto Cortez pisara por primera vez Borinquen, Danny grabó algunas de sus canciones: Ave Caída, Mi árbol y yo, Tú, Equipajes, entre otras. Además, puso a cantar a su pueblo por las calles con Yo quiero un pueblo y entonó sus éxitos Qué daría yo y Dos amantes. A pesar de obtener gran éxito, Danny reconocía que aún, en ese periodo de su carrera, le faltaba mucho por aprender y decidió mudarse con su familia a Madrid para estudiar seriamente música, literatura e historia. También hizo innumerables viajes a Cuba, donde se le respeta y ama profundamente. Fue entonces cuando nos presentó el ahora clásico Acuérdate de Abril. Con la perspectiva de la distancia, miró hacia dentro y apuntó a su confianza. Recomenzó a grabar en Puerto Rico con su director musical y amigo Pedro Rivera Toledo. Conoció al grupo Alborada con quien grabó la producción del mismo nombre para 1976 y donde incluyó la danza Tú vives en mi pensamiento. Poco tiempo después incorporó a su repertorio permanente la canción escrita en una cervecería de Buenos Aires, cercano al día de los padres, y que hoy se consolida como una de sus mejores interpretaciones: Mi Viejo del compositor argentino Piero. También popularizó la canción Libre, del español Nino Bravo. Como parte de su compromiso con la cultura puertorriqueña, Danny le hizo un homenaje a la danza puertorriqueña, (música que fascinaba a su madre, doña Sabina), con su disco Danza para mi pueblo. Se ocupó luego, grabando en Puerto Rico, de la fina costumbre europea enraizada en nuestro suelo y en toda la América hispana, la serenata. También regrabó a los nuestros: Pedro Flores, Rafael Hernández, Daniel Santos, Cheíto González y don Felipe Rosario Goyco, autor de la canción Cuando estoy contigo, cuyo título Danny cambió por el que hoy todos conocemos, Madrigal. En esta etapa entraron en el repertorio musical de nuestro cantante nacional, el clásico dúo con Eydie Gormé, Para decir adiós de Roberto Figueroa, y el tango titulado Déjame decirte de Edmundo Disdier. Fue también para esta época que tuvo la dicha de conocer y compartir con el joven compositor puertorriqueño Mario Enrique, quien se convertiría en el autor de canciones de corte navideño como: Dios te salve Madre, Ponle por nombre Jesús, Paz en la tierra, Todavía hay Navidad, De mi voz nació la luz, Mi canción es paz, Plegaria, Anoche tuve un sueño, Cuando sólo me quede una canción, entre otras. A partir de este momento comenzó el despegue emocional y cultural del hombre extraordinario, del hombre símbolo de este país que es Danny Rivera. Se desarrolló la relación fraterno-espiritual entre Danny y ese otro ser humano fuera de serie, Sor Isolina Ferré, a quien Danny le dedicó todo un disco titulado Según Lucas con 27 canciones basadas en este Evangelio y del cual se hizo una nueva edición para finales de 2002. Danny consolidó su sueño de hacer viajes sosegados de estudio y meditación al Tibet y conoció y siguió de cerca las ejecutorias de santidad de Madre Teresa de Calcuta, a quien le dedicó una canción-himno de acción de gracias por su labor humanitaria. Danny aprendió y practica lo mejor de todas las ciencias de la paz y del amor, fundiendo y hermanando lo mejor de cada una de ellas. En lo artístico, comenzó una fructífera relación con el excelente músico y ser humano, el tresero boricua, residente en los Estados Unidos, Nelson González. Esta unión lo llevó a realizar, por tercera ocasión, un magno concierto en el Carnegie Hall de Nueva York, donde hizo una recopilación de sus mejores éxitos, que dejó para la historia en una producción discográfica. El Danny ya plenamente adulto comenzó a componer y a exponer su obra modestamente con canciones como: Yo nací en esta tierra, Voy buscando un Planeta, Para toda la vida, Amiga de la vida y Laura, tema de la telenovela “La historia de Laura Benson”. También comenzó a explorar más abiertamente nuevas facetas del arte con su poemario Estoy pasando por ella y su epistolario Querida amiga, Querido amigo: Danny Rivera y Mairym Cruz-Bernal. La vocación de paz de Danny entronca magistralmente con la isla municipio de Vieques y su legítimo reclamo de paz frente a la continua agresión de la Marina de Guerra de los Estados Unidos. De este compromiso nació el libro Enamorado de la paz: Diario en la Cárcel Federal, donde recogió su experiencia carcelaria de treinta días en la Institución Federal de Guaynabo, por ser desobediente civil y obediente a la paz y a la justicia. De esta experiencia nació además la canción Enamorado de la paz de su autoría, con la que titula también una producción discográfica y una gira de conciertos, que muestra un poco al Danny espiritual y universal que todos conocemos. Danny Rivera, el amante cantor de Borinquen,se ha ganado el corazón de su pueblo. Su majestuosa carrera de más de sesenta exitosos discos grabados, tres nominaciones para los Grammy, varios discos de oro y platino, innumerables premios y reconocimientos a sus labor, sus presentaciones internacionales y su aportación a la vida cultural y social de supaís, han hecho que Puerto Rico le haya nombrado "El Cantante Nacional". Danny es soñador y realizador de sueños, un hombre sensible, humano, quien heredó y aprendió de su madre a tener el oído afinado, no tan sólo para la música, sino para escuchar la voz de quien lo necesita. Danny está involucrado con las causas sociales más dramáticas de su gente. A menudo lo vemos visitando Hogares de Rehabilitación donde reparte su esperanza y fe. Danny Rivera creó la Editorial Makarios, editorial responsable de sus publicaciones personales y otras obras que ya ha obtenido varios reconocimientos internacionales por su excelencia. Además, preside la organización de difusión cultural Borinquen Vive, la cual le proveela oportunidad de fundirse con la comunidad, eslabón que él aprovecha para ofrecer orientación de vida y clarificar valores. Bajo su dirección se encuentra uno de los estudios de grabación más modernos del Caribe que está al servicio del desarrollo de la música: Sonido Verde. Dissar Productions, casa de producción de conciertos, y DissarTV, casa productora de especiales televisivos, también son dirigidas por Danny. Ambas compañías se dedican a realizar actividades como conciertos para promover y fomentar el talento artístico y cursos para que los niños aprendan a usar los equipos audiovisuales. Danny es amante y protector de la naturaleza, en la actualidad forma parte de la Junta Directiva-Asesora del Instituto Comunitario de Biodiversidad y Cultura de Casapueblo en Adjuntas que estableció un Aula-Bosque para ofrecer educación ambiental a la niñez de Puerto Rico. Esta organización es dirigida por el reconocido ambientalista Alexis Masol. Durante quince años formó parte del comité organizador de El Festival del Niño y la Montaña en Guavate, Cayey, enfocada, no tan solo en la niñez, sino en la cultura puertorriqueña. Las Antillas también son parte de la tarea social de Danny Rivera. En República Dominicana adoptó la Comunidad de los Dajaos, donde desarrolla conciertos para asistir, materialmente, a los esfuerzos de superación de esta región agrícola, que está ocupada en el proceso de autogestión comunitaria y de desarrollo sostenible. De igual forma en el pueblo de Dajabón en la frontera entre República Dominicana y Haití. En Cuba, junto al pintor Pablo Marcano García, está comprometido con el desarrollo de una Escuela de Artes Plásticas y Música para los jóvenes caribeños de escasos recursos. En Nicaragua y Guatemala, Danny ejerce su faceta de trabajador social. Uno de sus proyectos más queridos esDe Pura Cepa,una serie de televisión "con alma" que consta de entrevistas a personas mayores, que con su existir o con sus haberes, son modelos inspiradores de vida para los televidentes. Este programa se transmite todos los viernes por el canal 6, la televisora del pueblo de Puerto Rico. Danny Rivera convirtió su hermosa voz en un instrumento que utiliza para llevar a cabo, con la veneración de un misionero,su propuesta universal de Paz y Hermandad; sus vivencias así lo demuestran.

01-UN NUEVO DIA
02-CELEBREMOS EL AMOR
03-PROMESA DE PAZ
04-ES NAVIDAD
05-NAVIDADES TE QUIERO
06-TE QUIERO A TI
07-ME VOY CON EL
08-SANTA DIVINIDAD
09-DAME TU ABRAZO
10-LA MUJER PUERTORRIQUEÑA

1 comentarios:

kevin Lopez dijo...

hhhhhhh

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...